sábado, 29 de diciembre de 2012

La suerte


En un Consejo de Sabios se trata tema de la Suerte pero no de una forma trivial sino que buscando una razón más profunda.  

Entonces convocaron a los sabios más eruditos y más profundos, claro que unos eran más profundos que otros. Entonces, ellos dijeron: 

- Hay muchas opiniones respecto al tema, pero sabremos ¿cuál de todas las opiniones es la que mejor define la cuestión? 

Y después de mucho tiempo de discusión se dividieron en dos grupos para ver, ¿Cuál es la mejor opinión? Cada grupo estaba entusiasmado y con aquella sonrisa que casi puede definir la seguridad del ganador. 

Y entonces, el primer grupo dijo:
- La suerte tiene que ser la riqueza, la salud, el poder, la familia, el Amor,  que aquella persona nunca jamás halla sentido tristeza y que jamás halla sentido melancolía y que su corazón sea voluntarioso, ávido , presto y que le encuentre solución a cada cosa, y que lleve siempre una sonrisa. Y que se le note con claridad, la seguridad y el poder.

Y por este comentario, hubo aplausos, la gente decía sin ninguna duda que éste es el mejor comentario y que nadie puede negarlo , que nadie puede dudarlo. 

Pues bien, llegó el tiempo para el otro grupo. Y ellos dijeron lo siguiente:
- Señores, la suerte es muy diferente. La suerte consiste en que aquella persona conoció el sufrimiento, conoció la melancolía y conoció el fracaso, lloró muchas veces en soledad, sintió el rechazo y el abandono. y por esta razón aprendió a conocer el sufrimiento ajeno y no ser indiferente ante él. Entonces, su corazón se purificó y descubrió los tesoros que contiene el espíritu como son la virtud de compartir, de comprometerse y de entregarse. Este hombre entonces, es el único que nos podría asistir porque no nos miraría con desdén sino por el contrario, nos daría su apoyo y atención. Este hombre ha conquistado por eso muchos medios y ha superado discriminaciones. ¿Cómo puede alguien tener más suerte que él? Este hombre ha superado dificultades que se le presentaron en la vida y mucho tenemos que aprender de él. Y así aprendió a conocer la Amistad, la Lealtad y la Sinceridad.
Luego de escuchar todas estas palabras, todos los presentes les dijeron:
- Hay una gran sabiduría, hay una gran verdad. La suerte no es tenerlo todo, la suerte es poder compartirlo todo.
Y así, se comprendió y así se declaró. 
En el servicio se halla la verdadera riqueza 
En el servicio se halla la verdadera riqueza  pues solo aquel que tiene abundancia interior:  ”Paz, Amor y Solidaridad”,  es capaz de dar desinteresadamente.
 
 
Pintura y Escrito:
Oscar Basurto Carbonell
 
¡ Feliz año nuevo 2013 !
Oportunidad para superarnos
y ser cada día mejores personas.
 
 
 

 

1 comentario:

  1. desde mi blog
    www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
    Bendiciones

    ResponderEliminar